(1 Voto)

Inagotable fuente de salud

Nuestras abejas de la especie Apis Mellifera Iberica, es reconocida como una excelente recolectora que nos aporta una gran riqueza de nutrientes en los productos que elabora en la colmena.

Ubicado en plena naturaleza, nuestro colmenar se encuentra en un frondoso bosque entre pinos y romero, lo que favorece la obtención de un propóleo de gran calidad y una miel aromática con unas características organolépticas muy preciadas, de intenso color ambar que cambia a blanco según cristaliza (propiedad única que distingue a la miel natural).

La miel, la jalea real, el propóleo, el pólen y la apitoxina (veneno de las abejas) son productos 100% naturales que extraemos directamente de las colmenas y que empleamos en nuestras sesiones de apiterapia por sus extraordinarias propiedades, todas muy beneficiosas para el organismo humano.

La "gran farmacia" natural

El Propóleo es un excelente antibiótico natural que potencia nuestro sistema inmunológico ante el ataque de virus y bacterias, especialmente en afecciones de las vías respiratorias, aunque se emplea para otras muchas aplicaciones por sus extraordinarias propiedades como antioxidante, antibacteriano, antivírico, antiinflamatorio, analgésico, inmunoestimulante, remineralizante, antialergénico, anestésico y antitumoral.

La Miel es el alimento más energético que nos proporciona la naturaleza. Entre otros muchos compuestos, en la miel se encuentran la oxidasa, una encima que produce peróxido de hidrógeno, un poderoso agente antibacteriano muy eficaz frente a enfermedades comunes como el resfriado, la bronquitis, la gripe, la sinusitis o las anginas, y es especialmente combativa frente a bacterias como la Salmonella o la Escherichia Coli, causantes de enfermedades gastrointestinales.

La Jalea Real es un alimento con un altísimo contenido nutricional que se emplea pricipalmente como revitalizante para personas de cualquier edad que tengan un bajo rendimiento físico. Para comprender su extraordinario poder revitalizante podemos destacar que la abeja Reina se alimenta durante toda su vida de Jalea Real y tiene una longevidad media de 5 años, frente a los 30 días que viven las abejas obreras que tan solo toman este alimento durante su periodo larvar (3 días).

El Pólen de abeja es un gran reconstituyente que nos aporta gran cantidad de vitaminas y oligoelementos esenciales para nuestro organismo, mostrándose muy eficaz contra la anorexia por su gran capacidad para incrementar la producción de glóbulos rojos. Por sus excelentes propiedades antibacterianas y antiinflamatorias, el pólen también puede ser administrado de forma inhalada (aire de colmena) y es muy efectivo para combatir afecciones crónicas del aparato respiratorio, como asma, bronquitis o tabaquismo.

La Apitoxina, o veneno de abeja, la consideramos como la "gran farmacia natural" por su alto contenido en sustancias orgánicas con extraordinarias propiedades antiinflamatorias, analgésicas y antitumorales, que la convierten en la más poderosa arma frente a dolencias crónicas, mostrándose más eficiente que cualquier fármaco de laboratorio conocido hasta el momento. Se utiliza principalmente para el tratamiento natural de enfermedades reumatológicas y otras afecciones articulares.

 

Visto 1134 veces
Más en esta categoría: « Apiterapia para la psoriasis

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación en este sitio. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información