(1 Voto)

Las 7 maravillosas propiedades de la miel natural

Es un producto 100% natural que proviene de las abejas a partir del néctar de las flores y secreciones de partes vivas. Dependiendo de la flora de la zona donde las abejas liban, aparecen distintos tipos de miel (miel de flores, de romero, etc...) con diferentes características organolépticas aunque todas con grandes propiedades muy beneficiosas para nuestro organismo.

Mejora el descanso

El azúcar presente en la miel ayuda a que el triptófano (aminoácido presente en el organismo) entre en el cerebro con mayor facilidad, lo que permite la producción de melatonina, fundamental para la regulación diaria del sueño-vigilia.

Regula el azucar

Ayuda a eliminar la glucosa en sangre gracias a su equilibrio con la fructosa. No obstante, no se recomienda en personas diabéticas.

Es antiinflamatoria

Ideal para calmar dolores de garganta, tos y enfermedades respiratorias. Además actúa también a nivel cutáneo en heridas o quemaduras gracias a la acidez de su pH.

Es antioxidante

Ayuda a reforzar el sistema inmunológico siendo muy rica en nutrientes esenciales con acción antioxidante gracias a su contenido en flavonoides y fenólicos.

Es cicatrizante

Por sus propias características, mantiene húmeda y protegida la zona herida favoreciendo la rápida cicatrización, resultando más efectiva que la sulfadiazina de plata o los antisépticos tópicos aplicados con gasa.

Es antiséptica

Contiene una encima que produce pequeñas cantidades de peróxido de hidrógeno con propiedades antimicrobianas, Además su pH ácido impide el desarrollo de bacterias.

Y un excelente nutriente

Rica en vitaminas A, C, D, B1, B2, B3, B5 y B6, así como en minerales y oligoelementos esenciales para el organismo como el hierro, magnesio, sodio, potasio, calcio, fósforo, manganeso, cobre y azufre. También aporta ácidos orgánicos como el acético y el cítrico.

Consejo: Si no padeces de diabetes, pon una cucharada de miel en tu dieta. Tu cuerpo te lo agradecerá.
Visto 845 veces
Más en esta categoría: ¿Es realmente miel lo que tomamos? »

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación en este sitio. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información